Osteopatía ¿Qué es?

La medicina osteopática se encuentra enclavada dentro del amplio abanico de las disciplinas fisioterapéuticas, consistente en un conjunto de técnicas manuales y tratamientos no invasivos como alternativa a los problemas y dolencias de la salud, evitando la aplicación de métodos farmacológicos para su tratamiento.

La osteopatía es una disciplina cuya máxima reside en la visión holística del cuerpo humano, entendiendo este como una unidad, y no como un conjunto independiente de órganos y estructuras. Partiendo de esta premisa, los tratamientos osteopáticos se encaminan al alivio de la dolencia a través de la recuperación del equilibrio orgánico general, más que el alivio analítico del foco del dolor.

A este concepto se suma la aplicación de la homeostasis, es decir, la propiedad de los organismos vivos para mantener una condición estable compensando los intercambios internos y externos (metabolismo), como por ejemplo la autorregulación de la temperatura o de los niveles corporales de pH.

Con estos antecedentes, encontramos en la osteopatía un instrumento dedicado a preservar todas las funciones orgánicas en su perfecta actividad (sistema cardiovascular, respiratorio, nervioso, linfático, músculo esquelético…).

Actualidad, Covid-19 y fisioterapia

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid ha lanzado el videoconsejo mensual de la campaña “12 meses, 12 consejos de salud”. En febrero, está dedicado a aliviar los síntomas de la Covid-19 y a gestionar mejor este periodo. Señalan que su especialidad permite acortar dos días la estancia de los pacientes en la UCI.

Debido a la tercera ola de la epidemia del coronavirus, el 45,3% de las camas disponibles de las UCI están ocupadas por pacientes de la Covid-19. Por ello, el videoconsejo de la campaña “12 meses, 12 consejos de salud”, que elabora el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, junto con los Colegios Profesionales de Fisioterapeutas de Cataluña, País Vasco, Navarra, Galicia, Comunidad Valenciana, Cantabria, La Rioja y Aragón, está dedicado en febrero a tranquilizar a los pacientes y a ayudar con los síntomas de la enfermedad.

Los fisioterapeutas identifican cinco pautas básicas:

– Mantener la calma. Una de las medidas más importantes es que el enfermo mantenga la calma, para controlar el nivel de ansiedad que suele provocar el ingreso en una UCI. La decana del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, Aurora Araujo, asegura que “es fundamental controlar los nervios para no agravar los síntomas. El enfermo que ingresa en una UCI o en un hospital está en manos de un completo equipo de profesionales que cuida de su salud y que le va a atender en todo momento para que se recupere cuanto antes y en las mejores condiciones”.

– Claridad. Es muy importante que el enfermo describa con detalle todos los síntomas que está experimentando, como dolor, fatiga o sensación de falta de aire, para que los profesionales puedan adoptar las medidas más adecuadas.

– Observar las indicaciones. El paciente estará conectado a diferentes aparatos que son necesarios para garantizar que el tratamiento funciona y asegurar la vigilancia continuada.

– Paciencia. En ocasiones es posible que al paciente le cueste respirar. En esta situación, probablemente le colocarán boca abajo (esta técnica se denomina pronar). No es una situación agradable, pero respirará mejor, ya que se optimiza la ventilación de los pulmones. Por eso, es importante tener paciencia y seguir todas las pautas que le indiquen los profesionales de la UCI.

– Sedación. Es probable que el enfermo reciba medicación específica para mantenerle dormido el máximo de tiempo, asegurando así su comodidad. De nuevo, hace falta confiar en el equipo médico, que habrá tomado la mejor decisión.

En unos días, cuando esté indicado, el paciente recibirá la visita de un fisioterapeuta, que le ayudará a recuperar la movilidad, la fuerza y a mejorar la respiración.

Cólico del lactante ¿Qué es?

¿Qué son los colicos del lactante y cuáles son sus causas?
Para muchos pediatras, los cólicos se deben a contracciones espasmódicas del intestino, favorecidas por la inmadurez del aparato digestivo de los lactantes. También podría influir la dificultad para expulsar los gases o alteraciones de la flora intestinal.

¿Cuáles son los síntomas de un bebé con colicos?
Síntomas básicos del cólico de lactante
Comienza a llorar sin razón (aún recién comido y bañado).
Su llanto es intenso, como si algo le lastimara.
Se pone muy rojo.
Cierra sus manos en puños, arquea sus piernas y su espalda, y endurece sus brazos.

¿Cómo evitar cólicos en bebés recién nacidos?
El cólico del lactante
Coger al bebé en brazos suele ser la estrategia más eficaz, y al mismo tiempo, mecerlo con suavidad.
Realizar caricias suaves en el abdomen del niño le ayudará a sentir alivio.
¡Contacta con nosotros y te ayudaremos en tu caso de manera personalizada para que tu bebé y tú estéis mucho mejor!

Suelo Pélvico ¿Qué es?

¿Qué es el suelo pélvico?
El piso pélvico es una estructura muscular y ligamentosa que se encuentra en la parte baja de la pelvis, que sostiene estructuras como el útero, vagina, vejiga, uretra, ano y recto. Además, en esta área existen centros nerviosos que controlan su funcionamiento.

Los principales síntomas del debilitamiento del suelo pélvico son:
Urgencia y aumento de la frecuencia miccional.
Incontinencia.
Sensación de vaciado incompleto.
Dolor en la parte inferior de la espalda.
Prolapso o caída de los órganos pélvicos (vejiga, útero e intestinos).
Disfunciones sexuales.

Volver arriba
Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram